Artículo de Raad Salam de VOX

El conocido Doctor Raad Salam, que anunció en la pasada Asamblea del 18 de octubre que formará parte de la lista al Congreso de VOX por Madrid, escribe un artículo en su blog que adjuntamos a continuación.

Salam es un católico iraquí nacido cerca de Mosul y criado en Basora. Profesor universitario y doctor en Filología Árabe y Estudios Islámicos fue refugiado político en España desde 1991 hasta que obtuvo la nacionalidad española en 1999. Raad Salam lleva años denunciando la barbarie del Estado Islámico y relatando las terribles experiencias, muchas vividas en primera persona, del genocidio del ISIS.

FUENTE:

http://www.religionenlibertad.com/

Mucho he tenido que cavilar y considerar antes de escribir esta carta, pero pensándolo bien, tanto a mis amigos como a mis conocidos y seguidores en mi blog, les debo esta explicación.

Es necesario que tengamos que pasar por momentos diferentes y difíciles en nuestras vidas porque no sólo nos ponen a prueba a nosotros para saber de qué somos capaces, sino que también prueban a nuestro entorno para saber si estarán a nuestro lado.

Digo esto porque, desde mi participación en la asamblea nacional del partido Vox el día 18 de Octubre 2015, en que se hizo público mi incorporación a la lista del partido para las próximas elecciones, he recibido muchos mensajes de apoyo y ánimo y otros de desencanto y hasta de enfado, todos ellos de amigos y conocidos. Por ello, debo en primer lugar, mostrar mí sincera gratitud a todos y cada uno de ellos, por haber manifestado muestras de aprecio y cariño en las más distintas formas y con las más diferentes tecnologías y con los estilos propios de cada uno. Les agradezco profundamente el tiempo y la molestia que se han tomado, al escribirme.

Algunos amigos me preguntan, y con razón ¿Por qué te metes en este barullo? ¿Qué necesitad tienes de hacerlo? Otros con todo cariño, me dicen ¿Qué beneficio sacarás? ¿Acaso no te perjudicará?

Quien me conoce sabe que soy un cristiano católico caldeo hasta la medula, practicante y a mucha honra y además una persona que dice lo que piensa, leal, claro y directo. Aunque soy de origen iraquí, español de nacionalidad, me siento español de pies a cabeza y de corazón, amo a este país y creo que tengo una deuda con la ciudadanía española que me acogió con mucho afecto.

Desde siempre, soy un apasionado por estudiar, investigar e escribir sobre las tres religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e Islam). Esto queda reflejado en mis inclinaciones académicas, mis publicaciones, conferencias y otros trabajos de análisis crítico. Como resultado de la dictadura y la persecución que hemos y estamos sufrido los cristianos en los países de mayoría árabe musulmana, desde que tengo uso de razón, se despertó en mí anterior, un interés especial por conocer la política internacional y a causa de mi fe, por los partidos tradicionalistas demócratas cristianos. Se trata de una manera de ver a la persona humana en su relación con las otras personas y con la humanidad en general. En la raíz de nuestro ser hay un concepto fundamental: la dignidad de la persona. El fundamento de esta dignidad es la procedencia divina. De ahí surge el mandamiento del amor y de la fraternidad, (Juan 13:34-35) “Que os améis los unos a los otros como yo os he amado. En eso conocerán que sois mis discípulos”.

Entre los principales valores, que manifiesta la democracia cristiana, o por lo menos eso es lo que he entendido yo, destaca:
-Ser demócrata cristiano significa ser libre como derecho humano fundamental.
-Ser demócrata cristiano significa creer en la democracia como fórmula de gobierno, precisamente porque la democracia es la forma de gobierno más compatible con el concepto de la dignidad de la persona humana.
-Ser demócrata cristiano significa creer en la educación cristiana como instrumento fundamental para asegurar el progreso y el bienestar de la nación. Es a través de la educación que promovemos la dignidad de la persona.
-Ser demócrata cristiano significa proclamar que la política, como toda actividad humana, está subordinada a la moral y a la ética. Que no todo está permitido en política, sino aquello que concuerda con los principios.
-Ser demócrata cristiano significa proclamar el derecho a la vida y derrotar la cultura de la muerte inducida o provocada.
-Ser demócrata cristiano significa estar del lado de la paz, de la esperanza, de la justicia, de la libertad y del amor.
– Ser demócrata cristiano significa el respeto matrimonial entre hombre y mujer.

Los demócratas cristianos se orientan de acuerdo a la imagen cristiana del ser humano y su dignidad inalienable. Viéndolo con la realidad de los ojos de discípulos de Jesucristo: “el hombre es creado por Dios a su imagen y semejanza”. De manera consecuente con la imagen cristiana del hombre, hacemos profesión de su dignidad inviolable.
Según la comprensión cristiana, el hombre tiene responsabilidad ante Dios y ante su propia conciencia, y está vinculado en comunidad con sus semejantes.

Los demócratas cristianos suelen estar posicionados a la derecha del espectro político, entre otras cosas, por sus posturas económicas neoliberales y conservadoras. Es común que los partidos democristianos tiendan a marcar la herencia cristiana de su país, y afirmar posiciones éticas explícitamente cristianas, antes que adoptar una visión más liberal o secular.

Es verdad, que los democratacristianos afirman que el cristianismo es uno, hay que separar Estado y religión, pero eso no significa que el Estado pierda sus valores y traducciones cristianas, que la Iglesia y el Estado puedan colaborar entre sí, cada una en sus respectivos ámbitos. Respecto a esta relación entre Iglesia y Estado, los democratacristianos tienen una opinión distinta al Laicismo y a la Masonería. Para la Democracia Cristiana el Estado no debe considerar a la religión como un simple sentimiento individual, que se podría confinar al ámbito privado. Al contrario, la religión, al estar organizada también en estructuras visibles, como sucede con la Iglesia Católica, se ha de reconocer como presencia comunitaria pública. Esto supone, además, que a cada confesión religiosa (con tal de que no esté en contra del orden moral y no sea peligrosa para el orden público) se le garantice el libre ejercicio de las actividades de espirituales, culturales, educativas y caritativas de la comunidad de los creyentes.

Por tanto la Democracia Cristiana nunca va a negar a la comunidad cristiana, y a quienes la representan legítimamente, el derecho de pronunciarse sobre los problemas morales que hoy interpelan la conciencia de todos los seres humanos, en particular de los legisladores y de los juristas. En efecto, no se trata de injerencia indebida de la Iglesia en la actividad legislativa, propia y exclusiva del Estado, sino de la afirmación y de la defensa de los grandes valores que dan sentido a la vida de la persona y salvaguardan su dignidad.

Los democristianos por lo general, son conservadores en lo social, y como tales, mantienen una posición relativamente escéptica respecto a temas como el aborto, la eutanasia y el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque algunos “partidos demócrata cristianos” han aceptado su legalización limitada.

Estos valores, afirman que, antes de ser cristianos, son humanos; por eso ante ellos no puede quedar indiferente y silenciosa la Iglesia, que tiene el deber de proclamar con firmeza la verdad sobre el hombre y su destino.
En definitiva la Democracia Cristiana cree que excluir la religión de la vida social, en particular la marginación del cristianismo, socava las bases mismas de la convivencia humana, pues antes de ser de orden social y político, estas bases son de orden moral.

Ahora bien, después de haber expresado mis sentimientos político-cristianos, la que me formulo es: ¿Qué partido importante en Europa en general y en España en particular tiene estos valores? Investigando a fondo, no encuentro ninguno.
El primer ministro húngaro Viktor Orbán está defendiendo en solitario estos postulados anti inmigración musulmana y pro cristianos.

Desde mi llegada a España y obtención del derecho al voto, he tendido a aquellos partidos de derechas, pero últimamente la deriva de estos partido con la inclusión del derecho al aborto (sobre todo de las menores), el matrimonio entre personas del mismo sexo, la ausencia de política de control del aumento del islamismo en Europa en general y España en particular entre otras cosas, me han conducido a la búsqueda de una alternativa ya que me encuentro indignado como cristiano. En VOX he encontrado un partido joven con bases sólidas cristianas y desde ahí pretendo ayudar y conservar nuestras raíces y tradiciones cristianas.

España es un país tradicionalmente cristiano aunque el Estado sea aconfesional, sin embargo, casi todos los políticos de los partidos importantes, presumen de querer cambiar el Estado a laico, olvidándose de las raíces y la historia cristiana de este país.

La actual ola masiva de inmigración de refugiados a Europa, es un peligro real por su connotación religiosa. Confirmo lo dicho por el Cardenal Cañizares “no es trigo limpio sino más bien un caballo de Troya”. Las fuerzas vivas de la izquierda se levantaron como un resorte en contra y aún siguen los rescoldos de esas voces, que no obtienen una respuesta de apoyo adecuada por medio de ningún responsable de ningún partido. Con el tiempo muy a nuestro pesar si no hay respuesta y medidas urgentes, se cumplirá el deseo de los musulmanes de conquistar primero Al-Andalus y luego Europa.
El Islam y los musulmanes están conquistando Europa en general y España en particular, por el vientre de sus mujeres y la inmigración, o al menos eso es lo que transmiten los dirigentes musulmanes a los suyos. La natalidad en Europa está 4 a 1 a favor de los musulmanes, esto significa un crecimiento demográfico comparativamente enorme frente a la población autóctona. ¿Sabéis a qué se debe eso? A las leyes laxas de los gobiernos, como la del aborto, el matrimonio homosexual y otros vicios más.

Europa está dormida nosotros desde VOX pretendemos despertarla para que no vuelva a ocurrir lo que le pasó a Roma con los bárbaros y a la España visigótica con los moros musulmanes.

Con todo lo que he vivido y he soportado en mi país nata Irak por culpa de la política, nunca pensé, que llegaría el día en que me iba a dedicar a la política en mí país actual España. Hay momentos en la vida, que tenemos que tomar decisiones para defender nuestros principios. Puede ser que no nos beneficie, al contrario nos perjudique, pero hay que tomarlas, no todo en la vida es ganancia. El objetivo principal de mi decisión de incorporarme al partido VOX, no enriquecerme ni tener ganancias, además no sé cómo se hace, sino trabajar para el bien de nuestro país España y nuestra Fe. Es verdad, que mi decisión, me afectara profesionalmente, algo estoy notando, pero es un riesgo hay que correr.

Con el panorama y la casta política que vive en nuestro querido país España, hoy día, hay que hacer algo y yo a través de VOX pretendo hacerlo si me dejan y si Dios quiere. Con lo que doy por contestadas las anteriores preguntas.

Finalmente mi decisión de integración en VOX fue meditada con todos los argumentos esgrimidos y amparado en una profunda oración.

Dios bendiga a España y a todos los españoles de buena fe.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí

http://www.religionenlibertad.com/

About admin

Check Also

La Propaganda de VOX Secuestrada por Correos

La propaganda de VOX ha sido secuestrada por correos al mas puro estilo chavista, parece …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *